lunes, junio 17, 2024

Fotonoviembre 2023 elige a Rojas, Torres, Ortega, Cortiñas y Brodsky como «Artistas en Selección»

Los cinco trabajos ganadores fueron seleccionados entre los 382 proyectos recibidos procedentes de 29 países

La XVII Bienal Internacional de Fotografía Fotonoviembre, que organiza en otoño el Cabildo a través del Centro de Fotografía Isla de Tenerife -adscrito a TEA Tenerife Espacio de las Artes-, ya ha escogido a los cinco Artistas en Selección, una muestra abierta a la participación de artistas que utilizan la fotografía, la videocreación, o la instalación de fotografía y/o videocreación como medio de expresión. Florencia Rojas con el proyecto Avenida de los Poblados, sin número; Pedro Torres con Fulgúreo (End Film); Ana Teresa Ortega con Ausencias robadas 1940-1999; Eli Cortiñas con una propuesta titulada I’ve Always Demanded More From The Sunset; y Marcelo Brodsky con el trabajo Resistencia Poética, son los artistas que expondrán sus obras en esta sección, una de las tres que conforman la bienal junto a la Sección Oficial, curada por Violeta Janeiro, y a Atlántica Colectivas, curada por Diana Padrón.

En esta edición se recibieron 382 proyectos firmados por 286 artistas individuales y por 7 colectivos. Se presentaron a esta convocatoria 59 canarios, 173 del resto de España y 61 proceden de otros 28 países (Alemania, Argentina, Bélgica, Bielorrusia, Brasil, Chile, China, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Grecia, Honduras, Irlanda, Israel, Italia, Marruecos, México, Panamá, Paraguay, Perú, Reino Unido, Rumania, Suecia, Suiza y Ucrania). El Comité de Selección que escogió los trabajos ganadores estuvo formado por Ane Rodríguez Armendáriz (Donostia, 1978), Carles Guerra Rojas (Tarragona, 1965), Diana Alonso Padrón (Las Palmas de Gran Canaria, 1984) y Violeta Janeiro Alfageme (Vigo, 1982).

Florencia Rojas (Argentina, 1984) es artista visual y su práctica es principalmente fotográfica, pero se expande a otras técnicas como el videoarte o la instalación. En Avenida de los Poblados, sin número, la creadora parte de la fotografía analógica para articular proyectos que tienen como eje la gestión de la memoria histórica y el patrimonio. Esta propuesta está centrada en el solar donde se situaba la antigua cárcel de Carabanchel, derribada en 2008, y se compone de una serie de fotografías analógicas en blanco y negro que muestran vestigios del edificio derribado y la flora silvestre que ha crecido de su correspondiente escombro, de algunos documentos cedidos por la COPEL, una pieza de bronce que completa las manos de una Minerva del yacimiento de Carabanchel, una acuarela que especula sobre el mosaico del mismo yacimiento y un grabado con destornillador representando la planta de la antigua prisión.

Pedro Torres (Brasil, 1982) tiene en su haber más de una docena de exposiciones individuales y ha estado presente en numerosas colectivas y bienales tanto en España como en el extranjero, ha sido elegido por Fulgúreo (End Film) una instalación que reflexiona sobre la imagen y el tiempo en diferentes escalas espacio-temporales. El vídeo digital proviene de una recopilación de todas las imágenes generadas y enviadas por la sonda espacial Cassini, de la misión internacional Cassini-Huygens (1997-2017). Seleccionó las últimas imágenes enviadas, cuando se dirigía a su completa desintegración en la atmósfera de Saturno en septiembre de 2017. Por otro lado, las diapositivas que se proyectan por encima de esta proyección son terminaciones de películas, conocidas como end films, en las que no hay ninguna imagen, simplemente el rastro de los químicos del revelado. Ambos conjuntos de imágenes muestran diferentes escalas y hablan de un tiempo (pasado, que es presente y futuro) a través de una imagen final, descompuesta, fantasmagórica. La obra propone una reflexión sobre las imágenes y nuestra relación con la realidad, cómo el conocimiento científico (micro y macro) pasa por la visualización de imágenes y cómo nosotros tenemos la necesidad de registrar, dejar un rastro imagético, de nuestra existencia (antes con medios analógicos que involucraban procesos químicos, a día de hoy de forma digital).

Ana Teresa Ortega (Alicante, 1952) recibió en 2020 el Premio Nacional de Fotografía. Profesora titular en la Facultad de Bellas Artes de Valencia y codirectora del Máster de Fotografía de la UPV. Su trabajo se ha situado en los límites de las categorías artísticas, siendo la fotografía el elemento común. En su obra inscribe la imagen fotográfica en volúmenes y otras, ocupa el espacio a modo de instalación, utilizando con frecuencia el formato video. En ellas reflexiona sobre los medios de comunicación y su efecto en una sociedad que ha olvidado cómo se piensa históricamente. La disolución de la memoria de la historia y el tema del exilio como evocación alegórica de diversas formas olvido y exclusión van a ser temas tratados de manera reiterada. Con Ausencias robadas 1940-1999 quiere contribuir a la visibilización de los espacios donde tuvo lugar una posible trama de desapariciones infantiles, que se dio en dos fases: la primera desde los años 40 a los 60, fruto de la represión política del franquismo. Y la segunda etapa abarca desde los años 60 a los 90 y en la que el móvil fue económico, pero también político, actuaron sabiéndose impunes desde sus cargos de responsabilidad.

Eli Cortiñas (Las Palmas de Gran Canaria, 1979), artista que ha sido profesora invitada en la Academia de Arte de Kassel y de Mainz y que ha compartido la cátedra de Conceptos Espaciales con Candice Breitz en la Universidad de Arte de Braunschweig desde 2019 hasta 2022, ha sido nombrada recientemente profesora de Media Art en la Academia de Bellas Artes de Leipzig. Su práctica artística puede situarse dentro de la tradición de la apropiación, utilizando material audiovisual ya existente para deconstruir identidades y narrativas hegemónicas. Sus videoensayos e instalaciones, collages y vinilos mezclan imágenes encontradas con estrategias documentales y de la cultura digital popular. En I’ve Always Demanded More From The Sunset  (Siempre le Pedí Más a La Puesta de Sol) invita al espectador a reconsiderar su relación con la naturaleza y a reflexionar sobre el impacto humano en el medio ambiente. En esta pieza una misteriosa inteligencia artificial femenina advierte de que los humanos se sienten atraídos por naturaleza a matar. El vídeo invita a reflexionar sobre nuestras acciones y cómo afectan al medio ambiente y sin embargo, es también capaz de evocar una visión poética y esperanzadora de lo que podría ser la vida posthumana.

Marcelo Brodsky (Buenos Aires, 1954) es artista y activista por los derechos humanos. Situado en el límite entre instalación, performance, fotografía, monumento y memoriales, sus obras combinan texto e imagen. Buena Memoria, uno de sus trabajos, se ha exhibido más de 250 veces de manera individual o grupal, completa o parcial, en espacios públicos e instituciones de todo el mundo. En 2008 Brodsky recibió el Premio por los Derechos Humanos, otorgado por Bnai Brith Argentina y en 2014 recibió el Jean Mayer Award de Tufts University Global Leadership Institute. En 2014 fundó Visual Action/Acción Visual, organización dedicada a incorporar la cultura visual en campañas de derechos humanos y a trabajar en la educación visual. Resistencia Poética reúne un conjunto de obras que ofrece un recorrido por distintas etapas de su trayectoria y que incluye series como La Clase, Buena Memoria, 1968 el Fuego de las Ideas, Africa fighting for freedom, Resistencia al Apartheid en Sudafrica o Traces of Violence.

Fotonoviembre es un evento en el que se integran, bajo el denominador común de la imagen, distintos aspectos relacionados con el arte contemporáneo, las nuevas tecnologías, el patrimonio fotográfico, la creación personal y la evolución del propio medio. La principal misión de esta bienal, que se celebra en Tenerife desde 1991 y que se ha convertido en uno de los impulsores de la imagen fotográfica tanto en Canarias como en el exterior, es la de posibilitar y difundir una amplia reflexión en torno a la imagen como medio de expresión, comunicación y participación cultural.

Fundamentado, en un principio, en el estudio, la discusión y la difusión de la fotografía, Fotonoviembre ha ido incorporando a lo largo de los años otras manifestaciones fundamentales para comprender nuestra sociedad como una cultura visual. Consolidado a lo largo de su trayectoria por la calidad, el rigor y la participación de un gran número de artistas e instituciones, Fotonoviembre trata de tomar el pulso de la fotografía contemporánea y la relación que con ella establecen distintas disciplinas. La bienal comienza en noviembre de 2023 y se prolongará hasta enero de 2024.

Popular Articles