lunes, junio 17, 2024

José Zoilo: “Trato de empatizar con el personaje hasta llegar a la comunión perfecta

El escritor tinerfeño rastrea los orígenes del pueblo alano en su última novela

Presenta este domingo en Tacoronte Histórica ‘La frontera de piedra’, VI Premio Narrativas Históricas de Edhasa

José Zoilo se define como un “escritor de personajes”. Se centra en ellos como eje central de sus novelas históricas, “trato de empatizar con el personaje hasta llegar a la comunión perfecta; tienes que llegar a pensar como él, sin caer en el presentismo”, dice cuando se le pregunta cómo enfoca su trabajo literario. Pero, sobre todo, es el estudio, la pasión por escribir y el tesón lo que hace de geste biólogo tinerfeño especializado en desarrollo rural una de las voces más reconocidas de la narrativa histórica actual en nuestro país. Cuando explica el contexto en el que se desarrolla su última historia, La frontera de piedra, parece que está dictando un examen oral ante un tribunal de expertos.

La frontera de piedra,galardonada con elpremio Narrativas Históricas 2023 de la editorial Edhasa, se presenta este domingo, a las 12.00 horas, en la sala Óscar Domínguez de la Casa de la Cultura de Tacoronte. Esta narración brillante de tonos épicos está protagonizada por un joven alano, Goar. Su pueblo enfrenta peligros por todos los frentes: en el este, avanzan amenazantes los hunos, que ya los han expulsado de las tierras de sus antepasados, mientras que, al sur, el poderoso Imperio Romano vigila a las tribus situadas más allá de la frontera de piedra. El emperador Valente planea su destrucción en una gran batalla cerca de Adrianópolis.

Zoilo explica que llegó hasta Goar guiado por su interés en los alanos, algo que no lo abandonó después de escribir sus primeras obras, la trilogía Cenizas de Hispania, en las que narra el fin de la Hispania romana. “Ahí descubrí a los alanos; el proceso de documentación sobre este pueblo para la trilogía me permitió conocer cosas fascinantes. Attax, el personaje principal, me acompaña en todas las novelas, aunque no esté presente, porque le tengo un cariño especial, y, cuando acabé la trilogía, tenía claro que quería en algún momento saber cómo podrían vivir los antecesores de este personaje”.

Se dedicó primero a otras dos novelas antes de volver a los alanos, o, más bien, antes de acercarse a los alanos originarios en la Europa Oriental, de origen asiático, los nómadas guerreros que vivían en la región costera entre el Mar Caspio y el Mar Negro, los primeros de su tribu que se saltaron el limes, la frontera del Imperio Romano. Antes abordó a los visigodos, en El nombre de Dios (Ediciones B, 2020) y los vikingos, con Lordemano (Ediciones B, 2021).

Entonces, las novelas de José Zoilo son “novelas de personajes”, basadas en una labor de documentación exigente y rigurosa, con historias en las que la ficción fuerza a los personajes a afrontar conflictos que los ponen a prueba. “Esto es lo que permite a los personajes experimentar una superación, vivir una evolución, disfruto mucho con eso –detalla–. Esa resolución de los conflictos es lo que permite tener la comunión con el lector y eso es lo que lo que busco desde el principio”.

El escritor tinerfeño es partidario de tratar épocas en las que haya “el justo equilibrio entre lo que se sabe y lo que no se sabe”, porque eso es lo que le permite entregarse a la ficción, siempre dentro del marco de la veracidad y la historia. “Los personajes reales te limitan a la hora de la ficción”, sentencia. Sin embargo, en esta novela, hay más personajes reales de los que suele emplear. Al menos, sus nombres. “Sabemos muy poco, pero sabemos que, en un día concreto, en un día en que hubo una batalla, la aparición de este personaje real desequilibró la balanza. La cuestión es que solo sabemos los nombres que les daban los romanos y únicamente los nombres que los romanos llegaron a captar en algún momento fueron los de sus reyes”.

En el proceso de la construcción del personaje, para José Zoilo, lo primero es “la investigación de la época; a partir de ahí, veo si hay algunos hitos que me parezcan interesantes como para hacer una novela. Y entonces, ya empiezo a generar, a crear los personajes que pueden llevarme por todo este escenario. Del personaje hago primero una especie de radiografía física y, tras la construcción de un personaje de ficción, porque es que no sabemos nada”.

José Zoilo es un “escritor de mapa”, que planifica la acción que va a narrar, aunque cada vez, de una novela a otra, se da más libertad. “Sobre todo lo era al principio; ahora ya cada vez menos. Siempre hago el esquema: dónde quiero hacer toda la novela, los hitos y luego ya me pongo a escribir, justo después de la documentación; en esta novela ese trabajo me llevó un año. Lo que sí tengo claro es cuál es el principio, cuál es el final y cuáles son los hitos principales donde que quiero ocurran en la novela, pero para rellenar esas lagunas entre un hito y el otro. De resto, me permito un poco más de libertad, y empiezo a escribir lo  que me va pidiendo la novela”.

Hace tiempo que José Zoilo Hernández dejó de ser una joven promesa de la narrativa histórica en español, aunque, en realidad, ha pasado poco desde que publicó su primera novela, El alano (Ediciones B, 2019). El haber ganado el sexto premio Narrativas Históricas de la editorial Edhasa por su más reciente novela, La frontera de piedra (Edhasa, 2023), la sexta en su condensada trayectoria, permite constatar que se ha convertido para la crítica en una de las grandes voces de la novela histórica actual.


La carrera intensa de José Zoilo, como es conocido en el ámbito literario, lo ha llevado a convertirse en uno de los escritores más reconocidos de novela histórica en España. Ha publicado la trilogía Las cenizas de Hispania (Ediciones B, 2019), –que forman las novelas El alanoNiebla y acero y El dux del fin del mundo–, El nombre de Dios (Ediciones B, 2020) y Lordemano (Ediciones B, 2021. Ha recibido el Premio de Novela Histórica de Pozuelo de Alarcón y la Asociación Escritores con la Historia, que se entrega al mejor debut en novela histórica publicada en español, por El alano, en enero de 2020, el Premio de Novela Histórica Cerros de Úbeda, que se concede a la mejor novela histórica publicada en España durante el año anterior, por El nombre de DiosLordemano fue galardonada con el premio de Novela Histórica Ciudad de Cartagena 2022.

Popular Articles