sábado, julio 13, 2024

El Legado Masónico en Santa Cruz de Tenerife: Una aventura cultural e histórica. Por Jesús Hernández

En un sábado con una tarde soleada pero fresca en pleno mes de agosto, nos adentramos en la historia masónica de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife, guiados por Carlos Jesús Pérez Simancas, un guía turístico, en una ruta histórica organizada por «Gut Good Bueno».

La ruta comenzó con la presentación del guía y una introducción sobre lo que abarcaría el recorrido. Antes de iniciar nuestra caminata, cada participante recibió una bolsa con una botella de agua, un jugo, un plátano y una Tirma, un buen detalle por parte de la organización. Nuestro punto de partida fue la emblemática Plaza Weyler, donde Carlos no solo compartió la historia de la plaza en relación con la masonería, sino también la historia de la ciudad y su trazado urbano. Esta área marcó el punto cero desde el cual la ciudad que conocemos hoy comenzó su expansión. Entre las anécdotas, destacó la orientación original de las estatuas de dos niños sosteniendo una guirnalda de flores en la fuente central, que inicialmente miraban hacia el Palacio de Capitanía; sin embargo, debido a circunstancias diversas, los obreros de la época decidieron «darles la espalda».

Dejamos atrás la plaza, pisando símbolos masónicos en nuestro camino hacia la Plaza de Los Patos, siguiendo un trazado intencionado que nos llevaría al Parque García Sanabria. En esta plaza de Los Patos, Carlos nos explicó varios símbolos y características arquitectónicas relacionadas con la masonería. Un ejemplo es el suelo ajedrezado, que era común en los templos masónicos.

Al llegar al Parque García Sanabria, se abrió ante nosotros un auténtico museo al aire libre de la historia masónica. Esculturas, símbolos y trazados nos rodeaban, y el Monumento al Gato, una obra peculiar del artista canario Óscar Domínguez, capturó nuestra atención. Representaba un símbolo que nos transportaba entre este mundo y el próximo. La explicación histórica de Carlos fue excelente, y estábamos tan inmersos en la ruta que no queríamos dejar el parque.

Finalmente, llegamos a la Calle San Lucas, donde se encuentra el Templo Masónico mejor conservado de Europa, actualmente en proceso de restauración para convertirse en un museo y sala de conferencias. La fachada del templo estaba adornada con simbología masónica que el guía Carlos nos explicó detalladamente. Esta etapa concluyó con una evaluación sobresaliente, haciendo que la ruta sea altamente recomendable para aquellos interesados en la historia y la ciudad de Santa Cruz. No se pierdan las próximas convocatorias.

Texto y fotografías de Jesús Hernández

Popular Articles