jueves, junio 20, 2024

Joan Carreras trae a Canarias la pieza teatral que le valió el Premio Max a mejor actor

 ‘Historia de un jabalí (o algo de Ricardo)’ se podrá ver este fin de semana en los dos espacios escénicos del Gobierno en Tenerife y Gran Canaria

Tras recorrer los escenarios más importantes del país, con éxito de público y crítica, el actor Joan Carreras estará este fin de semana en Tenerife y Gran Canaria para interpretar ‘Historia de un jabalí (o algo de Ricardo), papel que le valió uno de los premios más codiciados de la escena española, el Premio Max a Mejor Actor. La obra es una versión libre del clásico de Shakespeare, ‘Ricardo III’, escrita por el uruguayo Gabriel Calderón, en un monólogo en el que el actor catalán brinda “una auténtica lección de interpretación”, según la crítica.

La obra se podrá ver en los dos escenarios del Gobierno de Canarias en Tenerife y Gran Canaria. El Espacio La Granja acogerá dos funciones este viernes 7, y el sábado 8 de julio, mientras que el Teatro Guiniguada lo hará el domingo 9, ambas a las 20.00 horas. Las entradas están disponibles en las respectivas webs, así como en taquilla los días de función. Esta obra es la segunda de un total de cinco propuestas de primer nivel de ámbito nacional e internacional que ofrecerá en julio el Instituto Canario de Desarrollo Cultural (ICDC) en distintos escenarios de ambas capitales.

Si tuviera que definir de alguna manera la obra, diría que es un canto al teatro, un canto apasionado al teatro, pero quizás cantado por el peor cantante del mundo, un actor que está ensayando la obra ‘Ricardo III’ y es tanta su ambición y tanta su mala leche, que acaba convirtiéndose en el propio rey. Yo creo que os lo vais a pasar muy bien, vais a pensar, a reír, y a pasar una hora estupendamente«, afirma Joan Carreras.

Para el autor de la pieza y director, Calderón, la obra “tiene también algo de Ricardo III, y ese Algo de Ricardo es también la historia de un animal. Un animal político, un animal teatral, un animal humano”.  La pieza gira en torno a los mecanismos de poder contemporáneos, el deseo y el resentimiento, y propone una reflexión sobre los límites de la ambición humana.  La critica califica la interpretación de Carreras como ‘fascinante’.

Trata sobre un actor secundario al que se le presenta la gran oportunidad de su carrera: interpretar al despiadado rey que describe Shakespeare en su novela. Una oportunidad que cree merecer, mientras piensa que el resto del elenco no está a su altura y no le gusta nada de lo que le propone el director. Durante la construcción del personaje, las afinidades entre el actor y el monarca inglés empiezan a aflorar. Ambos son ambiciosos e inteligentes.

Como Ricardo III, Juan no se conforma con poco, tiene ansia de poder y no está dispuesto a perder el tiempo con actores blandos, hipersensibles o mediocres. A medida que se entrelazan sus historias de vida, la relación entre el actor, el personaje y el espectador es cada vez más estrecha.

‘Historia de un jabalí (o algo de Ricardo)’ es también un homenaje al mundo teatral y al oficio de actor, al tiempo que habla de lo que podríamos ser capaces de hacer para conseguir nuestros propósitos. De envidia, desprecio, de bajos instintos, de resentimiento, de engaños o de seducción. Todo por conquistar la gloria.

Según ha escrito la crítica, “el apodo con el que era conocido el rey Ricardo III, ‘Jabalí’, animal que además era el emblema de su escudo personal, trenza una historia que embelesa, fascina, emociona y divierte al mismo tiempo. Un ejemplo magnífico de lo que es el mejor teatro y que echa por tierra, de una vez por todas, la idea de que un monólogo es sólo una forma barata y sin imaginación de presentar una historia sobre el escenario”.

Además del Premio Max a mejor actor, la pieza fue finalista en la categoría de mejor espacio escénico de este mismo galardón, así como Premio Butaca de teatro y cine de Cataluña a mejor actor y mejor producción de pequeño formato.

Fotografía cedida por prensa del Gobierno de Canarias

Popular Articles