sábado, abril 20, 2024

Héctor Martín: ‘Canción a Quemarropa es un viaje de 25 años entre la pasión por la música y la fidelidad a la esencia’

En esta entrevista en exclusiva con Culturamanía, se celebra el reconocimiento como «mejor labor de difusión» en los Premios Canarios de la Música. A lo largo de 25 años en el aire, Canción a Quemarropa ha sido testigo de la evolución de la industria musical, adaptándose a los cambios tecnológicos sin perder su esencia. Su creador reflexiona sobre el futuro del programa, esperando que continúe siendo un reflejo fiel de la escena musical y cultural.

¡Enhorabuena por el reconocimiento como «mejor labor de difusión» en los Premios Canarios de la Música! ¿Cómo te sientes al ser reconocido por tu trabajo en la difusión del jazz, blues y la música en general en las Islas Canarias?

R-Muchas gracias, para ser justo he de incluir también la denominada música de autor dentro de ese cóctail, ya que fue decisivo al comienzo de la andadura. Los cantautores venían con las guitarras a nuestros estudios y poco a poco fueron creciendo, haciéndose grandes en Tenerife, Canarias, a nivel nacional e internacional. 

Respondiendo directamente a la pregunta supuso un gran honor, todo lo sucedido el pasado 12 de diciembre en Fuerteventura. Fue verdaderamente mágico porque supuso que tu gremio (la radio y la comunicación) y por otro lado otro gremio muy cercano a mi labor (la música) se uniesen para celebrar nuestro proyecto y reconocerlo. Si tuvieron la oportunidad de escuchar mi celebración, creo que fue bastante realista con respecto a mi emoción al respecto. No es fácil que lleguen a la conclusión de premiar tu labor y teniendo en cuenta la cantidad de propuestas que se suelen presentar a este Premio que ya tiene una estela importante. 

Canción a Quemarropa ha estado en el aire durante 25 años, ¡una hazaña impresionante! ¿Qué te ha mantenido inspirado y motivado a lo largo de todos estos años para seguir adelante con el programa?

R- Es una muy buena pregunta. No puedo ocultar que ha habido días más álgidos que otros, pero generalmente creo que guía la pasión en comunicar. En 25 años hay tiempo para todo, algunas veces uno desfallece y se lo plantea todo pero siempre hay una rama en donde agarrarse para tirar para adelante. No todo ha sido flaquear, hay circunstancias y reconocimientos que te hinchan el corazón. Protagonistas que te hacen ilusión entrevistar, por ejemplo. 

En ocasiones, un momento flojo es despejado por una circunstancia especial que te hincha el cuerpo y te da ganas de seguir. Recuerdo algunos entrevistados que fueron especialmente reseñables. Recuerdo que después de una crisis entrevisté en 2014 a Al Jarreau. Me pregunté ¿de qué me estoy quejando? Un hombre con su edad ya provecta entonces (falleció en 2017) está como un niño con zapatos nuevos. 

Fotografía: Aaron S. Ramos

Con 25 años de experiencia en la radio, seguramente has presenciado muchos cambios en la industria y en el panorama musical. ¿Cómo ha evolucionado el jazz y el blues en Canarias desde que comenzaste el programa en 1999?

R- Los primeros que cambiaron fueron los medios de comunicación. Desde que comenzó el programa de radio, los medios han cambiado una barbaridad y hemos ido adaptándonos en lo posible, sin cambiar nuestro modelo genuino. De hecho, ha habido muchos pasos que andar y que desandar también para no caer en modas pasajeras o en supuestos atajos que hoy por hoy no son del todo positivos. Como en todo , lo ideal es sacar tu material sin desvirtuar en lo posible la esencia, lo importante. 

Con respecto a la industria y la música, se pueden imaginar. Yo creo que no la reconoce “ni la madre que la parió”, que dijo un político español sobre el Estado. Los circuitos no son los mismos (probablemente son más pobres), la producción musical es un torrente que no tiene fin y las maneras de volar el canal de escucha no tiene freno tampoco. Cuando Canción a quemarropa empezó nos caracterizábamos por llevar “tongas” y “tongas” de cds a la emisora. Y desde cierto punto de vista seguimos siendo los “raros” que vamos así.

Curiosamente Canción a quemarropa fue de los primeros programas en ofrecer la modalidad streaming, a través de un portal de México, trovando.com. Parecíamos astronautas colonizando un mundo desconocido. Por supuesto, Youtube ni existía, no estaba ni diseñado. Imagínate si los canales de distribución de la música han cambiado. 

La realidad es que lo que nunca cambia es la sinceridad de los artistas, y verdaderos músicos en directo. Eso no hay autotune que lo disimule. Si era más raro que hubiera gente que sin poder cantar o tocar un instrumento se animase a ofrecer un proyecto en el escenario. Ahora, hay de todo.   

¿Cuáles son algunos de los momentos más destacados que recuerdas de tu tiempo en Canción a Quemarropa? ¿Hay alguna entrevista, concierto o descubrimiento musical que destaque especialmente para ti?

R- Poco a poco fueron viniendo nombres mediáticos. O jóvenes en aquel momento y que poco a poco fueron famosos. Por nuestra grabadora ha pasado gente de todo tipo, pero siempre hemos tendido a que no nos ciegue la fama. Aún así, gente que ha tenido fama y premios Grammys en su labor no han faltado. El truco, si es que hay uno, viene a ser guiarte por tu instinto y que eso no te falle. No puede pasar por delante tuya una entrevista y no arriesgarte. Ya sea música, ya sea vida. Detecto en las nuevas generaciones de periodistas un grado de adocenamiento y de comodidad a veces alarmante. No puede ser que la noticia se te resbale por en medio de los dedos y que no la persigas hasta el último confín. Que el protagonista se te escape entre los dedos también está prohibido.  

Este año marca un hito importante en la historia del programa. ¿Tienes algún proyecto especial planeado para conmemorar estos 25 años en las ondas?

R- Pues a corta distancia no. Cuando cumplimos 15 años hicimos una celebración en el Teatro Guimerá que estuvo muy bien, con Bea Alonso y con Lara Bello. Fue una noche de ensueño. Con respecto a los 25 algo surgirá, pero será con la nueva temporada lo más probable. Estoy abierto a ideas. 

Como alguien profundamente comprometido con la difusión de la música y la cultura, ¿qué esperas lograr en el futuro con Canción a Quemarropa? ¿Hay algún nuevo enfoque o dirección que te gustaría explorar en el programa?

R- Espero que el programa evolucione con los tiempos y que siga siendo el fiel reflejo de lo que pasa en los estilos en los que nos centramos. Espero que la web siga creciendo y que siga siendo referente no sólo de actos, eventos, sino también de reflexión. Espero que haya lectores todavía ávidos de información cultural y que la demanda siga dura. Espero ampliar fronteras al video , de la que ya hubo alguna experiencia previa. Es un paso tentador que dar y espero hacerlo en compañía porque solo es más difícil. 

Fotografía en portada: Eduardo Gorostiza 

Popular Articles